La inaguración del monumento

 

Para ver algunas fotos del evento, pincha en la imagen

Para ver algunas fotos del evento, pincha en la imagen

Inaguración 1/3

Inaguración 2/3

Inaguración 3/3

Video del monumento a Bambino

 


 

 


 

RAFAEL ALFARO SANCHEZ Y PIERRE ROBBES

Ayer, un día como otro de este caluroso mes de agosto, no fue un día más: fue un gran día. ¡Por fin se iba hacer realidad un sueño tantas veces acariciado …! Tuvimos en nuestras manos el boceto del proyecto de monumento a Don Miguel Vargas Jiménez (1940-1999). Este nombre, dicho así nos puede sonar a literato, incluso a varón ilustre, que lo era; a todo menos a lo que surge en muchos corazones al pronunciar cómo se le conocía: se trata de BAMBINO, ese genial artista y creador de un nuevo estilo, nacido en nuestra tierra andaluza de la campiña, en la noble ciudad de Utrera, gitano universal y Rey de la rumba flamenca.

Y vayan aquí estas torpes letras, hiladas con frases nacidas de la pasión y el sentimiento, para intentar expresar lo que sale de nuestros corazones en estos históricos momentos.

Aunque hubiese sido ideal tener este proyecto más madurado para su plasmación real el pasado mes de mayo florido, coincidiendo con el aniversario del fallecimiento de Don Miguel Vargas Jiménez, ahora va a serlo en septiembre, el día 5 lunes. Cuando este seco verano dé paso al otoño con las tan esperadas lluvias, Bambino va a estar más permanente en la ciudad que lo vió nacer y es generosa con sus más ilustres varones. Pues sí, mal que le pese a algunos porque es muy cierto que nunca llueve a gusto de todos, el monumento a BAMBINO va a ser una realidad en una fecha antes de la Feria de la Virgen de Consolación de 2005.

El mismo día de la entrega de los galardones denominados Mostachones de Oro a entidades y personas de relevancia en Utrera, como Bambino ha sido y lo es de pleno derecho. Así pues, este año las fechas de pre-Feria van a contar con una actuación estelar y como nunca la ha tenido ni la tendrá. ¡Por fin lo vamos a tener en Utrera, en sitio bien visible, perpetuado como inmortal para las generaciones venideras!.

Así pues, todo llega, contando con los esfuerzos realizados, destacando entre ellos el homenaje que se le tributó el mes de agosto del pasado año, además de recitales del artista Manuel Amaya, digno heredero del Arte de BAMBINO pero con su propio estilo, y todo a pesar del escaso apoyo institucional. A veces, la esperanza que no debe perderse, brillaba por su ausencia por la falta de interés de muchos. Ahora que es la ocasión debemos estar alegres.

Los gastos, eso sí, han alcanzado la elevada cifra de constancia más sudores más dinero, pero ya están saldados. El autor de la obra, el escultor granadino Javier Casares en su pueblo de Santa Fe (eso es lo que teníamos todos, santa fe en que se lograría este año, por fin, el monumento) ha conseguido plasmar en la estatua de bronce que vamos a tener en Utrera al artista, de cuerpo entero, a un tamaño algo mayor que el natural (1,86 metros de altura, siete centímetros más que la altura real de BAMBINO). Javier Casares ha logrado una pose del artista muy característica de su personalidad: con una mano pegándose un pellizco en el pelo (la rumba canalla); la otra mano abierta. Su escultura se elevará sobre un pedestal de 1,40 metros. ¡Ay, los pellizcos del alma!¡Ay, las manos abiertas dando todo lo que tienen!

¡Ah, pueblo sabio y sagaz que lo mismo encumbras a lo más alto a tus mejores hijos que los hundes donde habita el olvido! Pues a este hijo tuyo, nacido en Utrera, criado aquí, que estudió siete largos años, siete, en el Colegio Salesiano de Utrera, como no podía ser menos, lo vamos a tener para siempre visible aunque no lo esté físicamente. Tenemos una calle en Utrera con tu nombre. Pero ahora te podremos recordar mejor y contemplar todos en un merecido monumento para disfrutar de su imagen como artista. Don Miguel Vargas Jiménez: no gozaremos ya de tu personal vitalidad, de tu Arte así con mayúsculas, pero sí te vamos a recordar inmortalizado en una metálica estatua de frío y noble bronce, colocado en un pedestal dirigido al cielo y al aire. Ese cielo y ese aire que tantas veces trajeron el eco de tus canciones por todo el mundo. De recuerdo imborrable, aún lo será más recordado de este modo. BAMBINO: Utrera no procura olvidarte …

Porque cuando el hijo pequeño pregunte a su padre o madre, a su abuelo o abuela o a un ser querido, cuando pase cerca de ti y te vea en ese monumento, señalando con el dedo la estatua ya con la herencia del tiempo encima y con sus primeras frases ligando palabras, oigas decir ¿quién era este hombre?. Pues le enseñaremos que se trata de un artista que abrió toda una época gloriosa en España y en el mundo, un verdadero revolucionario. Le hablaremos de la Fiesta Infinita, de su calidad y de su garra, de esas espectaculares noches sevillanas en la Real Venta de Antequera y madrileñas en El Duende y Torrebermeja, de desvivirse en atenciones cuando escuchaba que hasta allí habían ido a ver su espectáculo paisanos de Utrera …

Y le hablaremos también a nuestros hijos y nietos que BAMBINO fue una persona de carne y hueso que amó y vivió intensamente, de su sentimiento, de su sufrimiento …De todo lo que ha dado al flamenco y a la canción “desde el bolero romántico a la rumba, desde la zambra a la bulería”, como nos expresa González Sacristán en la biografía de BAMBINO. Y de sus Canciones de amor prohibido. Y de esa maldita pared que separa tu vida y la mía. le hablaremos de lo que pudo haber sido y no fue …

Y tú lo oirás donde quiera que estés y mejor si hay un cielo de los artistas. BAMBINO: alguien distinto, no un artista más, persona conocida más por su sobrenombre de esas magníficas siete letras. Y como no podía ser menos, el monumento al inmortal Don Miguel Vargas Jiménez, que ya lo era en nuestros corazones, tu pueblo lo va a colocar en un sitio muy visible: en el centro de una rotonda en la Plaza de la Trianilla, para que Utrera gire a tu alrededor cual Sol y planetas. Que todos aquéllos que se trasladen a Sevilla vean tu figura alejarse cuando salgan de Utrera, que no de nuestros corazones Y de dos arterias radiales, como arterias de tu sangre: la popular Corredera y María Auxiliadora con San Juan Bosco. Dos arterias que confluyen en tu centro como Unidad, y a partir de aquí se dirige hacia Sevilla, hacia el Norte. Hacia esa salida que tantas veces te vió salir para cosechar éxitos y fracasos. A su vez, si el viajero entra en Utrera desde Sevilla, lo primero será ver el monumento al Toro, su fuerza, por ser Utrera la cuna del Toro bravo, y a continuación a tí BAMBINO en tu monumento, más fuerte todavía. Entras por la puerta grande … Y nos vas a decir para siempre, en grandes letras en el metal “Mi cuerpo es todo un corazón que ama”.

Y vas a ser inmortal en el mismo material que otros hijos de esta Utrera que los vió nacer y que también dejaron su huella: Don Clemente de la Cuadra (alcalde), Serafín y Joaquín Alvarez Quintero (qué podemos decir de estos hermanos), Rodrigo Caro, Enrique Montoya, Bernarda y Fernanda, la Mujer fabricanta. Y de fuera, otro monumento de alguien muy querido en Utrera por su obra salesiana, San Juan Bosco. Ahora Don Miguel Vargas Jiménez estarás en Utrera como estatua que perdurará con las huellas del tiempo. Pues que ahora te vas a codear con todos ellos y en imaginarias tertulias utreranas, algún cante, algunas coplillas y comedias, comer algún mostachón en medio la calle nueva …, que todo se andará.

Allá quedó lejos el merecido homenaje del 30 de abril de 1999, con esa inolvidable noche con tantos artistas a tu lado. Hoy lo haremos en septiembre, antes de la Feria de Consolación de Utrera, la Virgen del barquito en la mano. Los buenos utreranos tienen a los dos en su corazón, donde está el mayor monumento que se pueda concebir. Y entonces volvemos a recordar tus últimas palabras pronunciadas en público, cuando ya estabas muy afectado con tu enfermedad, recogidas en tu biografía:

“antes era Bambino, pero he tenido la suerte de ser Bambino de nuevo. Yo nunca he presumido de artista ni he querido serlo, he querido sobre todo SER UTRERANO. Para esto me ha hecho Dios, para SER UTRERANO”.

BAMBINO todo corazón. Como Utrera te quiere recordar, aunque a veces parezca que Utrera olvida, por fin te levanta esta estatua y el monumento que te perpetúa y te merecías en vida. Y te ha dicho, y te dice con una sola voz, que tú eres BAMBINO inmortal artista de Utrera.

Utrera, 24 de Agosto de 2005


Después de algo más de seis años desde que Miguel nos dejara por fin se hará realidad un sueño que muchísimos utreranos deseábamos. El 5 de septiembre se inaugurará en la Plaza de la Trianilla el tan merecido monumento que a este gran utrerano universal le corresponde para hacerlo más presente, si cabe, en nuestro día a día.

Miguel Vargas Jiménez “Bambino” llevó y sigue llevando a gala como nadie el nombre de Utrera por todo el mundo. De ti, Miguel, hay algo que siempre guardaré en mi memoria y es como se desgarra tu voz cuando le cantas la plegaria a esa morena que meció la cuna de Los Quintero, la madre de Utrera, Virgen de Consolación. ¡¡Que amor más grande!!.

Bambino eres arte, eres carisma y fuerza, eres compás, eres alegría en noche de invierno en Calle La Fuente o Calle Nueva, eres corazón, eres alma gitana, eres “la fiesta infinita” como muy bien te resumió Santiago González Sacristán y Utrera tu Denominación de Origen.

Hace ya más de seis años que partiste hacia al cielo de Utrera donde a buen seguro estarás bien acompañado con Enrique Montoya y esa guitarra tan flamenca con acordes de aquí, las cantiñas de “El Pinini” fundador de esa gran dinastía de gitanos flamencos y muchos otros grandes utreranos a los que tanto le debe esta tierra de puro arte, cuna flamenca. Sin embargo, nunca habéis dejado de estar presentes en los rincones de esta Utrera grande cuyo nombre llevamos grabado a hierro y a fuego en el corazón.

En pocos días en Utrera se habrá hecho un poco más de justicia para nuestra identidad e historia, cuando se presente al pueblo el monumento de ese gran gitano utrerano universal, hijo del barbero Manuel Chamona y de Frasquita a quien tanto quiso – su madre Frasquita de su alma – . Es de grandes pueblos rendir homenaje a su historia, y sin duda Utrera es un gran pueblo y Bambino parte de su historia.

Miguel este monumento va por ti porque lo mereces y por nosotros porque necesitamos sentirte un poquito más cerca si todavía es posible sentirte más presente como te sentimos.

Me gustaría agradecer a la comisión encargada de que este monumento por fin vaya a ser una realidad encabezada por Rafael Alfaro, quien estuvo a su lado hasta que llegó la hora de partir a ese cielo tan utrerano. ¡¡GRACIAS!!

Bambino nuestra madre de Consolación, tu virgen bonita, tu madre más buena, aquella a la que tu tanto veneras, por el amor de su niño ya te ha dado su bendición, por la gracia y el cariño del que fue la redención. Y a mi sólo me gustaría pedirte que sigas llenando nuestra alma de esa gran devoción cantando la Plegaria como sólo tu la cantabas.

Texto: Antonio Francisco Domínguez Crespo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *